Como eliminar el gas radón en casa

El radón, un peligro para la salud


La Unión Europea ha dictaminado que, a partir de 2018, el radón debe ser eliminado de las viviendas y centros de trabajo

Este gas de origen natural —que no tiene olor, sabor, ni color— resulta extremadamente perjudicial para el ser humano: al emanar del suelo y pasar al aire, se desintegra emitiendo partículas radiactivas que son inhaladas por los pulmones. Así, el radón se deposita en las células que recubren las vías respiratorias y puede dañar el ADN provocando el consecuente cáncer de pulmón.

Radón, el gas radioactivo que mata

La intensidad y el tiempo de exposición, así como los niveles de tolerancia de los individuos determinan el riesgo que entraña para la salud la inhalación de radón. Los efectos nocivos del radón aumentan proporcionalmente a la exposición a este gas. Así, un incremento de 100 Bq/m3 en la concentración media de radón en una vivienda conlleva un aumento del 10% en la probabilidad de padecer cáncer de pulmón.

De hecho, tal y como recuerda la Organización Mundial de la Salud (OMS), el radón es la segunda causa más importante de cáncer de pulmón después del tabaco.

¿Se encuentra tu vivienda en una zona afectada por el radón?


Consulta en el buscador si tu vivienda se encuentra en una zona expuesta a niveles peligrosos de radón.

¿Que puedo hacer para eliminar el gas radón de mi casa?


Si tu casa se ve afectada por gas radón para reducir el riesgo deberás asegurarte de que la ventilación es correcta, por tu salud y la de tu familia

La forma más efectiva para eliminar el gas radón es instalar un Sistema de Ventilación Mecánica Controlada. El Radón es un gas pesado que se acumula en las partes bajas de la vivienda. El equipo de VMC removerá el aire viciado introduciendo aire limpio del exterior.

Este aire limpio del exterior ejercerá una ligera sobrepresión provocando que el aire viciado y cargado de radón salga al exterior por las rejillas y por las rendijas de las puertas y ventanas

El Sistema de Ventilación Mecánica Controlada de Nortseco además de eliminar el radón, regula el exceso de humedad eliminando los problemas de condensación, filtra los contaminantes del exterior (polen, pequeñas partículas de polución) y expulsa los contaminantes del interior (ácaros, CO2, COV …).

Una solución probada y aprobada


Si ya sabes que tienes altas concentraciones de radón, Nortseco te asesora acerca de las soluciones necesarias para reducirlas y te diseña un plan de intervención.