fbpx

Impermeabilización de fachadas en comunidades de vecinos

Volver a Blog de humedad

Impermeabilización de fachadas en comunidades de vecinos

La aparición de humedades en las fachadas de los edificios es uno de los problemas más habituales con los que suelen lidiar las comunidades de vecinos. La presencia de humedad en el exterior del edificio puede constituir no sólo un problema estético, sino también un problema de seguridad y de salud.

¿Qué daños pueden aparecer en la fachada de una comunidad de vecinos?

La degradación del edificio se va acentuando con el paso del tiempo y los factores externos tales como la lluvia, la radiación ultravioleta, las altas temperaturas o las heladas. Por esta razón es importante solucionar lo antes posible las filtraciones, humedades o cualquier entrada de agua que pueda comprometer la estructura del edificio o facilitar la aparición de hongos y otros microorganismos perjudiciales para la salud.

Además de los daños producidos en el exterior del edificio es muy probable que las humedades acaben afectando a las viviendas de algunos de los edificios produciendo daños considerables e incluso provocando enfermedades como consecuencia de las colonias de moho y los ácaros que se ceban de las personas más vulnerables del edificio: mujeres embarazadas, bebes y ancianos, y personas con problemas respiratorios o con alergias.

¿Qué debe de hacer la comunidad de vecinos?

Antes de realizar cualquier tipo de obra o reparación, la comunidad de vecinos debe ponerse en contacto con un técnico cualificado especializado en tratamientos antihumedad que realice un estudio y un diagnóstico preliminar para conocer exactamente el origen o los orígenes de la humedad. En Nortseco somos líderes en tratamientos antihumedad ofreciendo de forma totalmente gratuita un diagnóstico antihumedad con un plan de acción y un presupuesto.

¿Quiénes deben hacerse cargo?

Cuando la humedad en la fachada se debe a grietas o fisuras de la misma, o a deficiencias en su impermeabilización, la responsable es la comunidad de propietarios que deberá hacerse cargo del coste de las obras necesarias para el adecuado mantenimiento y conservación del inmueble.

Por otra parte, según el artículo 10.1 de la Ley de Propiedad Horizontal, este tipo de obras “tendrán carácter obligatorio y no requerirán de acuerdo previo de la Junta de propietarios, impliquen o no modificación del título constitutivo o de los estatutos, y vengan impuestas por las Administraciones Públicas o solicitadas a instancia de los propietarios, las siguientes actuaciones: a) Los trabajos y las obras que resulten necesarias para el adecuado mantenimiento y cumplimiento del deber de conservación del inmueble y de sus servicios e instalaciones comunes, incluyendo en todo caso, las necesarias para satisfacer los requisitos básicos de seguridad, habitabilidad y accesibilidad universal, así como las condiciones de ornato y cualesquiera otras derivadas de la imposición, por parte de la Administración, del deber legal de conservación”.

Por lo tanto, para la realización de una obra de impermeabilización necesaria para la correcta habitabilidad del edificio no se requiere acuerdo alguno de la junta de propietarios.

¿Qué dice la normativa?

La Ley de Propiedad Horizontal en sus artículos 10 y 17 establece la obligatoriedad de los vecinos de mantener en buen estado de conservación y uso todos los elementos comunes del edificio.


Actualmente estamos realizando la impermeabilización de los 600 m² que componen las fachadas de más de 24 terrazas individuales en el puerto de San Isidro en León para que los edificios estén a punto para las primeras nevadas.

 

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver a Blog de humedad