fbpx

Dehacerse del olor a humedad en el armario y en la ropa con el congelador

Volver a Consejos sobre humedad y calidad del aire

Dehacerse del olor a humedad en el armario y en la ropa con el congelador

Cualquier ropa puede comenzar a oler a moho y a humedad si las condiciones de los armarios y las habitaciones donde se almacenan no son las adecuadas por la presencia de una humedad ambiental demasiado elevada que favorece la proliferación de colonias de hongos.

Hay tres señales muy comunes de humedad en las cómodas y en los armarios. Una es el olor intenso que se impregna, incluso en la ropa; otra es el moho que se apodera de las paredes del armario; y, la tercera, las manchas de moho u hongos en la ropa. Todo esto es más común si se vive en zonas húmedas como es el norte de España o cerca del mar.

En este post nuestros expertos van daros algunos consejos con para ayudaros a eliminar el olor a humedad de la ropa paso por paso haciendo uso del congelador:

PASO1: Vacía el armario. Saca toda la ropa de los armarios y almacénala en bolsas grandes, por ejemplo, las que se utilizan en jardinería o bolsas grandes de basura. Coloca estas bolsas en otra habitación para que no entorpezcan las tareas de limpieza. Recuerda que es muy importante que las cierres herméticamente para que las esporas no contaminen otras zonas de la casa que no estén afectadas.

PASO2: Limpia el armario de arriba abajo. Ahora que el armario está vacío, límpialo concienzudamente. Puedes utilizar para ello vinagre blanco destilado. Si fuera posible, utiliza lejía ya que es mucho más efectivo para destruir la estructura del moho. Si utilizas lejía ten especial precaución debido a la toxicidad y a los vapores tóxicos que genera. Recomendamos que sólo la utilices en espacios que puedan ventilarse rápidamente.

PASO3: Deja secar el armario totalmente antes de volver a utilizarlo. Asegúrate de dejar que las superficies en el armario se sequen completamente dejando la puerta abierta y ventilando el armario antes de reemplazar cualquier artículo.

PASO4: Lava la ropa siguiendo las instrucciones de limpieza del fabricante en el agua más caliente posible para eliminar los olores. Introduce la ropa en una bolsa de plástico y déjala 1 día en el congelador.

PASO 4: Introduce la ropa en el armario una vez que esté completamente seca. ¡No introduzcas nuevamente en el armario nada que no haya sido previamente lavado y desinfectado!

⚠ Advertencia: Si detectas que parte de la estructura del armario está dañada por la humedad o por la presencia de moho quiere decir que probablemente la concentración de moho es muy elevada y urge tomar medidas profesionales para solucionar el problema.

⚠ Importante: Aunque la limpieza del armario haya sido lo más concienzuda posible, ten presente que es en la parte trasera de los muebles, en el interior de los colchones, las moquetas, etc. donde más acumulaciones de moho se producen. Por ello la limpieza es una solución temporal que no corregirá el exceso de humedad presente en el ambiente y que es el origen del problema. La humedad continuará debilitando y dañando los muebles y la ropa y el moho volverá a surgir. Es necesario consultar con un técnico especialista en tratamientos antihumedad.

Más información:

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver a Consejos sobre humedad y calidad del aire